top of page
07.jpg

SÉNECA

Dirección creativa
MARIAodena S
tudio
Superficie
80 m2
Fotógrafa
Mercè Gost

En plena calle Séneca de Barcelona, donde se respira arte y saber hacer, nos encontramos con esta vivienda de 80 m2 de aire modernista y guiño italiano. El propietario es italiano, y muchos de los elementos también lo son, como las sillas o la iluminación.

Cuenta con dos habitaciones, y está dividido en dos zonas, la zona de día y la zona de noche, claramente separadas por el recibidor y el pasillo. Para aprovechar el gran espacio que teníamos al entrar, típico de las viviendas antiguas del Modernismo, hemos integrado el lavadero mediante un volumen revestido con madera rastrelada lacada para dar luz al espacio, así como un mueble de bienvenida a la vivienda, hecho también a medida.

La zona de día cuenta con un mismo espacio abierto con volta catalana de grandes dimensiones en la que se puede apreciar la gran belleza de la arquitectura de la época. La cocina está abierta al salón y al pasillo. Para este espacio escogimos el color gris antracita en forma de U en la parte alta, baja y barra. El pavimento hidráulico recuperado de la época lo usamos en esta zona para delimitarla y que fuera más limpia, pero sin perder la idea de un único espacio.

El salón, separado de la cocina por una barra americana, cuenta con mueble hecho a medida y de obra para la televisión. Para este espacio hemos escogido dos cuadros de la obra de Miguel Fusté que aportan mucha calidez, además de dos lámparas de la marca Flos, dos piezas muy clásicas dentro del mundo de la iluminación. También la silla Zig-Zag de Rietveld, producida por Cassina, es un elemento elemento más a modo de escultura.

Contiguo al salón, pero en el mismo espacio y separado por dos columnas, nos encontramos con una galería que hace las veces de comedor y despacho, y que además alberga el baño de cortesía muy discreto a priori gracias a su puerta invisible pero muy transgresor por dentro gracias a su color verde. Esta zona es la más luminosa de la casa gracias al gran ventanal de madera de roble natural que nos recuerda claramente a las antiguas galerías, donde los materiales eran siempre naturales y nobles. La mesa de comedor es redonda y las sillas escogidas son de Renato Venturi.

En la zona de noche hay dos habitaciones, una en suite y la otra individual. La suite integra armarios de almacenamiento a medida, de colores neutros y tranquilos. Cuenta con un baño de microcemento de color arena y toda la grifería en color negro.